Close
  • Latinamerican Contemporary Design

Carros eléctricos latinoamericanos: 1a entrega

Es un hecho; vamos a ver pronto vehículos eléctricos hechos independientemente en varios países de la región. Algunos ya tienen prototipos funcionales y se espera su producción en breve. En este artículo una lista de los más adelantados.

Si bien el sueño de diseñar y producir carros por fuera de las marcas y montadoras tradicionales dejó de ser viable desde los años 70s, en los nuevos vehículos electricos se abre una brecha: Sus componentes son pocos y están disponibles. Son muy pocas sus partes mecánicas, básicamente se necesita hacer un chasis que aloje el motor y las baterías, que ya se consiguen y montarle una sencilla carrocería.

La mayor parte de las propuestas son para movilidad urbana, algunas de ellas contienen otros ingredientes como parte de otro negocio de carro compartido y casi todos son para dos pasajeros.

Veamos lo que viene:

LI: Mobilis

Li: vehiculo producido por la Brasileña Mobilis.

Li se llama el vehiculo producido por  Mobilis , empresa que surgio al final de 2013, fundada  por los ingenieros mecánicos Mahatma Marostica, Thiago Hoeltgebaum ey el ingeniero eléctrico Paulo Bosquiero Zanetti., con sede en Florianópolis la empresa surgió con la intención de crear vehículos electricos  viables para Brasil pero con visión y patrones globales.

El carrito ya está en pruebas y ha sido presentado en algunos eventos, siendo el primer el  Campus Party realizado en agosto en Bahia. “

“La receptividad del público fue sorprendente. Muestra que el brasileño está abierto a nuevas tecnologías con el concepto de movilidad inteligente. Li fue desarrollado para suplir  uma laguna que encontramos en el  mercado nacional, dominado por carros de golf o veículos eléctricos importados, incompatíbles con nuestra realidad. Proyectamos un utilitário que en breve va a circular por las calles brasileras, con autonomia viable para trayectos urbanos y tecnologia de punta, con inovaciones consideradas inéditas en el  mercado automotriz”, afirma el ingeniero mecánico y sócio d la Mobilis, Mahatma Marostica.

Su principal diferencia es la  bateria de íons de litio, que inspiró el nombre, pues a diferencia de los carritos de golf tradicionales que tienen una batería con vida útil de tres años, el vehículo de la Mobilis permite uma duração de mas de 10 años  gracias a  la tecnología avançada.

Según el ingeniero eléctrico Paulo Bosquiero Zanetti, socio da Mobilis: “existe un movimento mundial alrededor de los carros eléctricos. “Nosotros creemos en un  modelo innovador de transporte y por eso creemos que nos va a ir muy bien con el Li. A partir de este vamos crear  una serie de soluciones dirigidas a la movilidad para incentivar el cambio de la  cultural local, impulsando la oferta y educando a la población para un futuro donde los carros eléctricos harán parte del cotidiano en las calles ”,

 

PodCicle

Este tiene varias  características  peculiares: Fue el primero del que tenemos referencia, que consiguió sus recursos a partir de una plataforma de crownfounding pues debido al poco interés de patrocinadores locales, se inscribió en la brasileña Catarse ( ver el proyecto aqui) donde consiguió us$75.000 dólares que se usaron para terminar el primer prototipo. Es un vehículo urbano inteligente diseñado para dos personas y pensado exclusivamente para sistemas de uso compartido. Los muchachos tienen pensado todo un modelo de negocio detrás del carrito.

Para este emprendimiento que nace en el Estado de Santa Catarina la movilidad urbana del futuro será “eléctrica, intermodal, sostenible, compartida e inteligente”. El Startup,  comenzó desde el  proyecto de un grupo de estudiantes de ingeniería mecánica de la Universidad de Santa Catarina, se incubó en el INAITEC (Instituto de Apoio à Inovação, Incubação e Tecnologia), en la localidad de Piedra Branca en Palhoça al sur de Brasil, con el apoyo de entidades gubernamentales y centros de enseñanza y su proceso ha tomado tres años de desarrollo.

el chasis y componentes eléctricos-mecánicos del Podcicle

El primer  PodCycle tendrá un motor eléctrico de 50 kW, el equivalente a cerca de 68 caballos de fuerza que pueden llevarlo  a un máximo 100 km/h. Com una carga la bateria 96V de litio le va a permitir  rodar hasta 100 kilómetros. Su peso apenas 650 kg e y apenas 2,6 metros de largo. Incluso con estas dimensiones tan reducidas , será posible llevar un equipaje razonable en su portapaquetes trasero. Utiliza un chasis tipo skate modular que permite varias configuraciones de vehículos distintos, bajos costos de mantenimiento y alta posibilidad de personalización.

El carrito de Joao:

João Alfredo Dresch, es un empresario jubilado de 70  años. Hace tres en un viaje a Italia, quedó encantado con algunos carros eléctricos que vio en su viaje,  le entusiasmó tanto el asunto que  consiguió visitar algunas fábricas de los mismos para entender mejor el asunto. Al volver a Brasil, y tras un año de trabajo hizo y dejó listo su primer carro. Su proceso fue absolutamente empírico , empezó haciendo  modelos de cartón y de madera, tras lo cual pasó a la fibra de vidrio para finalmente hacer una estructura tubular que sostiene la carrocería.  Lo insólito es que logró registrarlo y consiguió el permiso de circulación.  El proceso que le tomó dos años.  Sus medidas son 195 x 105 lo que lo hizo en su momento(2011) el menor carro eléctrico del mundo

No es un juguete. Es el carrito del ingeniero João

João Alfredo  se hizo muy famoso en Brasil por su vehiculo, que de lejos nos recuerda  los carritos para niños en parque de diversiones. Las baterías del vehiculo son las que se usan para los jetsky. Usa 14 de gel, que tienen una vida útil de 5 años para dos horas de autonomía tras cargarlas dos horas en una toma común.  Tiene un motor eléctrico con rodamiento especial de 5 CV. No tiene cambios y para moverse en reversa usa una palanca que invierte la polaridad del motor.  Solo tiene freno y acelerador. Tampoco tiene chapa ni manija, abre,  cierra y pone seguro por control remoto. Es el más barato de la lista un precio  estimado entre R$ 15 mil e R$ 18 mil ( us$50oo a $6000)

Un popular gasta, en média, tres veces más con combustible. “A este lo estacionas en cualquier lugar, porque ocupa el espacio de una moto en estacionamiento oblicuo y caben tres en el lugar destinado a un  carro tradicional – compara.  “Aún es artesanal, pero  de aquí  a 10 años será el  nuevo paradigma en el  transporte”, prevé su creador.

Y parece que sí, porque ahora tiene el apoyo de una importante universidad de la región que le está ayudando al ingenioso creador a sacar adelante su cacharrito.

 

Próxima entrega:

Argentina, Colombia y México

Related Posts