Close
  • Latinamerican Contemporary Design

Cuando sale caro copiar.

Empresa colombiana que vende y exporta copia de los legendarios zapatos “Crocs” es castigada por infracción de derechos de autor.

Cuanto vale el diseño y lo que puede lograr en el sector calzado:.

Es desconcertante ver a líderes de opinión y senadores trinando para “defender la industria colombiana”, sin pensar en lo grave del plagio.

Para la sociedad colombiana copiar es algo normal, pero es ilegal y se castiga:
La superintendencia de industria y comercio acaba de fallar a favor de la empresa norteamericana Crocs, cuyos zapatos son reconocidos de su propiedad intelectual en el mundo.


El castigo: Una multa de $75.000.000 ( us$23.800) y la obligación de destruir todo el inventario y los moldes. Esto sumado a los abogados que están apelando la sanción que tienen perdida, dará una suma considerable.

“Matador” he hecho de los “Crocs” un símbolo que representa al ex-presidente Uribe y su “pupilo” el actual presidente Duque.

Grave para lo que representa para una marca importante en términos de su construcción de identidad e imagen incluso a nivel internacional pues exporta a varios países.

Por ello resolvimos hacer una pequeña investigación con diseñadores referencia en el tema del plástico y el calzado: Cielo Lizarazo, quien es directora de su propia marca “Snakers”, recientemente premiada en el concurso ” Innovación para sus pies” organizado por la asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas – Acicam y la Red de Conceptos de Moda en el marco de La feria de calzado y marroquinería IFLS+EICI y Ricardo Bohórquez, diseñador especializado en plásticos con amplia experiencia internacional en accesorios y electrodomésticos.

Tenis elegantes la propuesta de Snakers de la diseñadora Cielo Lisarazo

El proceso:

Diseñar una línea de calzado no es solo crear modelos. Se parte de un estudio de mercado, referencias y tendencias. Usualmente parte de un concepto que se reflejará posteriormente no solo en el diseño como su comunicación. El diseñador puede proponer materiales y paletas y plantear un evento de lanzamiento que enfatice el concepto propuesto. Con todo detalle y acompañamiento, puede tomar seis meses desde el contrato hasta el lanzamiento, incluyendo algunas series de ajuste.

Calzado premiado en el concurso “Innovación para sus pies” por Cielo Lizarazo

Cuanto vale?

El proceso completo, en pesos colombianos, oscila entre $25.000.000 en el caso de Cielo diseñadora jóven o de 65 millones en el caso de Ricardo quien tiene más años de experiencia y conocimiento profundo del material ( poliuretano) el costo de un molde en aluminio debe estar alrededor de 2 a 3 millones, que se deben multiplicar para cada una de las tallas del zapato entre 18 y 44. Es decir toca multiplicar esta suma 29 veces. El precio puede variar si se cuenta con un “director de arte” como es el caso de industrias de talla mundial, este concepto se vuelve toda una imagen de marca alrededor del producto propuesto. Ello implica posteriormente al desarrollo del modelo, videos y fotografías profesionales editadas dentro de entornos relacionados con el concepto propuesto. La dirección de arte se expande hacia la publicidad, diseño de vitrinas, empaque y demás.

Lo peor de copiar es el riesgo al que se expone una empresa de quemar su construcción de marca por una demanda. El ahorro inicial al copiar es un costo elevado a medio plazo. Hoy no se puede jugar con propiedad industrial.

Ricardo Bohorquez

En los dos casos el costo de un diseño original definido por el modelo y un concepto a ser desarrollado también en la comunicación es muy es inferior a la multa impuesta. En un volúmen de producción como el que esta empresa produce el costo del diseño es absolutamente irrelevante.

Evacol produce 18000 pares de calzado por mes y vende veintedosmil millones de pesos en el mismo lapso, es decir 100 veces más en un mes de lo que les podría costar una diseñadora reconocida.

Cuando el diseño hace la diferencia: El caso Melissa

No es necesario ir muy lejos para poder ver empresa de calzado en poliuretano que hacen de sus propios diseños con éxito arrollador con una dirección de arte fantástica. La brasileña Melissa, ubicada en el estado de Santa Caterina. Su director de diseño se llama Edson Matsuo. Descendiente de japoneses se auto define como “zapatero” aunque en realidad es mucho más que eso. Melissa obtuvo el premio IF Design 2016 con su línea “Melissa One” que vende los zapatos de a uno. El material es tan flexible que se adapta a cualquiera de los pies y por ende cada usuaria puede hacer una combinación diferente.

Matsuo trabaja con un equipo de diseñadores industriales y modelistas de calzado y procura colaboradores independientes para colecciones específicas con todo el apoyo de su equipo

Innovación pura: Premiado en IF Design en 2016 este zapato Melissa se compra por unidad y se amolda al pie del usuario

Melissa vende en todo el mundo, incluyendo Colombia y ha hecho colaboraciones con diseñadores tan reconocidos como los hermanos Campana ( ver imagen inferior)

Hermanos Campana para Melissa

Ponemos a Melissa como ejemplo, pues al igual que Evacol, el fuerte de su producción es en poliuretano, pero basta navegar por los dos sitios para ver que la similitud termina ahí.

Melissa es la marca insignia de Grendene. La empresa hace del diseño de producto y de comunicación su principal factor competitivo en todas sus marcas, cada una focalizada en un público específico. El foco del site Melissa es imagen procurando generar un proceso identificación con sus clientes, creando verdaderos universos conceptuales donde el producto, sin ser anunciado explícitamente, está de manera transversal en toda la navegación en un sitio de administración de contenido mucho más cercano a un blog que a una góndola para ver productos.

sitio de Melissa, no deje de navegarlo, es increíble

Evacol vende commodity:

El foco de Evacol es diferente: Ellos a pesar de exportar a Norte y Centroamérica a través de distribuidores, tienen un sitio focalizado en el corto plazo: venta online. En Colombia tienen sus propios puntos de venta y su sitio web es una tienda virtual. El fuerte de Evacol son las ventas institucionales, especialmente de calzado para dotaciones pero tienen una razonable oferta de productos de muy buena calidad. La experiencia de compra con ellos es excelente. ( acabé comprando unos tenis) Su argumento principal es una excelente relación entre calidad y precio.

Evacol ni siquiera tiene redes sociales relacionadas en su web, lo que en términos de marketing web se considera un pecado capital. Pero su sencillo diseño es perfecto para su función: vender a quien le quiera comprar.

Evacol tiene una muy funcional venta online

No da para comparar y se entiende el percance que dio lugar a este artículo.

Evacol no tiene una identidad diferente a la que le brinda el material y su proceso de producción. Es por tanto susceptible no solo de percances tan desagradables y costosos como la demanda de Crocs, como de ser presa fácil de empresas que con la misma calidad vendan más barato.

Seguramente un publicista competente dirige el proceso de comunicación con fotografías ilustrativas y algún arquitecto o diseñador les hizo un diseño patrón de tienda donde el colorido de sus crocs copiados contrasta y destaca con el negro de sus muros, un proyecto quizás poco adecuado para diseños más sutiles.

Tienda de Evacol: La empresa vende en varios centros comerciales con su marca en Colombia.

No le podemos pedir peras al olmo: Teniendo todo el potencial, Evacol no será nunca la Melissa colombiana, pero estamos seguros que un equipo de diseñadores y un director de arte, harían maravillas y seguramente no volverían a pasar por estos costosos papelones.. Pero el inusitado apoyo en redes a una empresa con actitudes deshonestas nos deja pensando en un serio y colectivo problema de mentalidad.
Nada contra Evacol, sin duda una gran empresa. Su producto es genérico como ellos mismos lo reconocen, su propietario un ciudadano chino que se enamoró de una colombiana y se quedó en Cali haciendo zapatos, puesto que la legislación vigente no le permitía traerlos legalmente a precios competitivos y quería controlar la calidad de sus productos. Montó entonces la empresa en Cali. Una historia y resultado dignos de admiración. Lo que no entendemos es las voces defendiendo como algo lícito y normal copiar, entre estos senadores de la república.


Talento hay. Excelentes diseñadores están haciendo más por obligación que por opción una a veces precaria producción independiente, cuando podrían establecer alianzas gana-gana con empresas de buen porte y alta tecnología. Pero estas prefieren copiar y son víctimas si les vienen a reclamar.
Pero que las castiguen es un buen principio, quizás lo piensen dos veces antes de hacerlo.

Fuentes:

http://www.vallempresa365.com/articulos/especial-vallempresa365/evacol-una-historia-de-amor-y-emprendimiento

Acicam

Related Posts